8 claves para definir tu marca personal

 en la sección Marca personal

El concepto de marca personal no es muy antiguo. Fue ideado por el escritor Tom Peters en 1999. Desde entonces, con el auge de los blogs y redes sociales en la web 2.0, este término ha ido adquiriendo más y más relevancia. Pero empecemos por el principio. La marca personal es nuestra tarjeta de presentación ante la sociedad. El cómo nos mostramos ante los demás y la huella que dejamos. Peters realizaba el símil de que cada persona es como una empresa llamada “Yo S.A.”, que podemos autogestionar para dar nuestra mejor imagen ante los clientes. Esta imagen y cómo la proyectamos es nuestra marca personal.

¿Y qué tienen que ver todo esto con los blogs y más especialmente las redes sociales? Pues que gracias a su irrupción, hoy en día cualquier persona tiene la capacidad de generar contenido público que quedará registrado en la red. Este contenido será lo que otros vean de nosotros. Transmitirá cómo somos, qué hacemos y si destacamos en ello. Por todo ello, ya te imaginarás que es muy importante que pongamos empeño en cuidar nuestra marca personal.

 

¿Qué podemos hacer para potenciar la marca personal?

Trabajar en una marca personal que marque la diferencia y genere confianza ante nuestra audiencia no es una tarea sencilla. Te mostramos ocho aspectos que debes tener muy en cuenta para lograrlo.

  1. Conócete

Ten claro cuál es tu propuesta de valor y qué es lo que puedes ofrecer al mundo. Debes trabajar en potenciar tus cualidades, pero antes de nada debes saber cuáles son. Sin esto, poco se puede hacer. Obvio, ¿verdad?

  1. Conoce a tu audiencia

Tan importante como conocerse a uno mismo es conocer a tu audiencia. Es imposible llegar a todos, así que tu trabajo previo pasa por saber a quién te estás dirigiendo. Decide dónde trasladar tu mensaje, adáptalo y traslada tu propuesta de valor a tu nicho específico, porque si no estarás dando “palos de ciego”.

  1. Ten un mensaje claro

No intentes abarcar demasiado con aquello que comunicas. Ya lo decíamos en el punto anterior: conoce a tu audiencia y sé consecuente. Adapta una historia que te muestre tal como eres para generar confianza. No olvides que has de tratar temas interesantes que generen engagement.

  1. Marca la diferencia

Pasarás desapercibido si no te diferencias de tus “competidores”. Debes mostrar que no existe nadie como tú y que nadie puede ofrecer lo mismo. Trabaja en crear valor de cara a tu audiencia. Que los demás tengan claro por qué mereces la pena y qué te hace especial.

  1. Sé visible

Que la timidez no te haga quedarte en una cueva. No vale con generar contenido interesante, este ha de ser visible. Compártelo allá donde puedas y genera contactos que puedan ayudarte (networking).

  1. ¡Actitud!

Los demás deben verte como una persona entusiasta que cree en lo que transmite. Víctor Küppers habla del “efecto bombilla”. Como si fuéramos bombillas, cada persona proyecta luz con una potencia e intensidad diferente. La nuestra debe ser una luz brillante que centre las miradas de los demás.

  1. Especialízate

Es preferible un especialista en un tema concreto a alguien que “toca todos los palos” pero sin aportar nada innovador en ninguno de ellos. Si hablas de todo, no destacarás. Solo si delimitas tu contenido, los demás te considerarán una referencia con el tiempo.

  1. Haters gonna hate

No tengas miedo a las críticas. Mientras más amplia sea tu audiencia más opiniones negativas podrás generar. Hay que aceptar que seremos cuestionados y no debes desilusionarte ni debilitarte por ello. La crítica se magnifica en internet y siempre habrá un porcentaje de críticas destructivas. La seguridad y la firmeza ante estas será muy importante para nuestra imagen.

Tener en cuenta estos tips será un buen comienzo a la hora de desarrollar tu marca personal.

Recommended Posts

Escribe aquí tu opinión