El comercio electrónico en 2019

 en la sección E-commerce, Tienda Online

El comercio electrónico continúa experimentando un crecimiento positivo y constante, en parte, gracias a que aumenta la confianza de los clientes y a la creciente incorporación de marcas al entorno online. Todo parece apuntar que continuará esta tendencia y que 2019 será otro buen año para el comercio electrónico.

 

Características del comercio electrónico en 2019

Los avances digitales permiten la incorporación de nuevas técnicas para adaptar las webs a los consumidores y recabar datos que posibilitan la personalización de la experiencia de compra. Las principales tendencias que marcarán la actividad del comercio electrónico en 2019 serán:

Diseño compatible

Las tiendas online deben adaptarse al formato de pantalla de los distintos medios digitales: smartphones, tabletas, ordenadores, tv, etc. Una visualización correcta y ordenada influye positivamente en el proceso de compra.

Personalización del proceso

Consiste en dinamizar y personalizar el procedimiento de compra del producto. Para ello, se deben tener en cuenta las preferencias del cliente, su localización geográfica, su perfil psicográfico y sus posibles interacciones con la marca. El objetivo es brindar al usuario una experiencia completa y personalizada. Aquí también entra en juego la publicidad geolocalizada, encargada de afinar el target y dirigirlo hacia la web.

Contenido relevante

Muy en línea con la premisa anterior. Desarrollar una estrategia de contenido coherente puede aportar valores intangibles a la marca, que son fundamentales para su consolidación en el entorno virtual. Estudios recientes revelan que el 92% de los usuarios leen comentarios sobre experiencias de compra de otros consumidores. Esto se debe a que el comercio electrónico aún sigue despertando algo de recelo en el cliente.

Social Commerce

Es el comercio mediante redes sociales. Plataformas como Facebook, Twitter o Instagram seguirán liderando este ranking.

Envío y seguimiento de producto

Es uno de los pilares fundamentales para la marca. Las tiendas online deben ofrecer cada vez más opciones para remitir sus productos. Hay empresas que invierten en desarrollar sus propios servicios de mensajería para personalizar aún más la experiencia del cliente.

Agente de venta online

Los también llamados chatbots, se encargan de responder preguntas y aclarar las dudas del comprador a través de una ventana de chat. Esto desarrolla la interacción con la marca y agiliza todo el proceso de adquisición del producto.

Remarketing

Cuando un usuario visualiza e indaga sobre un producto de la tienda, pero no llega a materializar la compra, entra en juego el remarketing. Consiste en colocar el producto en las páginas web que visita el posible comprador para que reciba el mayor número de impactos posible. Así, cuando esté listo para comprarlo, solo tendrá que hacer clic.

Big data

Consiste en la recolección de datos para optimizar el comercio electrónico de cara a las necesidades de los usuarios. Además, puede utilizarse para mejorar la experiencia global de compra, adaptar los precios, mostrar productos de interés para los clientes, etc.

 

Entonces, ¿compras físicas o e-commerce?

De cara a 2019, el comercio online gana cada vez más adeptos. No obstante, el volumen de facturación en las tiendas físicas seguirá siendo muy superior al que se consigue en e-commerce. Parece que lo más beneficioso para las empresas es contar con una tienda virtual que apoye a la tienda física y viceversa. Y es que aún, existe un gran número de personas reticentes a realizar compras por internet, ya sea por desconfianza, seguridad, o por la propia naturaleza del producto que adquieren.

Lejos queda la creencia de que las compras online acabarán con las tiendas físicas, aunque lo cierto es que el comercio electrónico va ganando terreno. Llegó para revolucionar el comercio y no piensa marcharse, al menos por el momento.

Recommended Posts

Escribe aquí tu opinión