¿Es posible rentabilizar tu negocio a través de un ecommerce?

 en la sección Marketing Digital

La buena organización a la hora de llevar a cabo cualquier negocio on-line es fundamental para poder garantizar y gestionar adecuadamente la rentabilidad de la inversión. Sin embargo, existen herramientas que aportan un valor extra y ayudan a realizar una valoración de la misma. El permitir que los usuarios puedan visualizar su histórico de compras, controlar el stock de productos, consultar los pedidos, informar de la logística o mejorar la comunicación con el cliente, de forma que le puede mantener informado de nuevos lanzamientos, promociones o descuentos, son algunas de las acciones que consiguen sacar partido a una herramienta de e-commerce.

Los expertos afirman que existen, al menos, siete parámetros para poder medir la rentabilidad de cualquier web corporativa que permita la venta de servicios o productos sobre todo, si queremos alcanzar un objetivo positivo para el negocio. Estos son:

  • ingresos y beneficios,
  • tráfico de la web,
  • conversiones,
  • compradores habituales y tiempo en la página,
  • productos estrella,
  • abandono del carrito y las suscripciones,
  • likes, follows y RSS.

A todo esto, la solución de e-commerce debería ofrecer a quien la adquiere, un mejor posicionamiento de su negocio en el mercado y diferenciación frente a su competencia.

La relevancia del posicionamiento

Hasta la fecha, los potenciales clientes resuelven sus dudas acerca de productos y servicios partiendo de los buscadores disponibles en Internet, como primera opción. En éste sentido, diferentes institutos, escuelas de negocios y estudios del mercado acerca del e-commerce, indican que alrededor del 70% y 75% de los consumidores, realizan un primer acercamiento sobre un producto, a través de los buscadores.

El resto de los accesos, estaría formado por visualizaciones en portales temáticos, publicidad, landing-pages (formularios), y en alguna medida, mediante el correo electrónico y prensa off-line, entre otros. Pero lo relevante es que su plataforma para el establecimiento de negocios es electrónico.

Llegados a éste punto es importante establecer mensajes generadores de confianza: tanto en el posicionamiento en buscadores, como acerca de la imagen que proyectamos de nuestra empresa sobre la solución de comercio electrónico. No nos podemos olvidar de la que reflejarán los productos, ejecución de la logística y claramente la seguridad de los procesos de pago. Y es que sin entornos seguros sobre las transacciones de pago, no se cerrará el “círculo de confianza” a establecer entre el comercializador y su cliente. Por lo que de no establecerse, no habrá venta.

No se trata de reinventar la rueda, ni de realizar grandes y costosas inversiones, ni mucho menos. Si no, la solución de e-commerce elegida, en cuanto herramienta, no habría realizado su primera misión: potenciar el negocio, ayudar a sus emprendedores en los análisis de información y mejorar las ventas del equipo comercial.

Hay que pensar que una herramienta de éste tipo es la extensión de nuestra tienda, de nuestro negocio hacia un escaparate mucho mayor que nos proyecta más globalmente. Que debe transmitir los colores y señas de identidad de los negocios y comercios que ya están a pie de calle, pero además, sobre las autopistas de la información.

Añadido a todo esto, empresarios, retailers y profesionales del comercio, por fin disponen de mejores posibilidades que les ayuden con sus ventas. Soluciones que fácilmente les conectan a consumidores ´smart´. Que comparan en Internet acerca de un producto, previo a realizar su compra y sumergidos de lleno en la explosión de tabletas, smartphones o cualquier otro dispositivo móvil, con capacidad de conexión a Internet. Por eso, las oportunidades de ventas de las tiendas y comercios se multiplican exponencialmente. (Pensemos que ya España es el país de la UE con mayor penetración de smartphone, con cerca de 23 millones de usuarios y donde 1 de cada 5 pagos es de forma on-line).

Si a esto añadimos recientes iniciativas del tipo páginas web con extensión “.moda”, nuevas “APPs” e inclusión de APIs para el desarrollo de comercio desde otras plataformas, los ROIs se verán ciertamente incrementados tanto en el tiempo del cierre de ventas, como en su monetización.

Generar ingresos

A la hora de iniciar nuestra tienda o comercio on-line para la venta de servicios o productos, lo aconsejable es contactar con expertos que nos ayuden a que el dinero invertido, tenga beneficios en un mínimo periodo de tiempo. El e-commerce se implanta para generar ingresos y no para tener pérdidas.

Apoyarse en compañías que ayuden a empresarios y comerciantes, a rentabilizar su negocio a través de las ventas por Internet proporciona que el negocio on-line marche en la dirección correcta.

En definitiva, se trata de que la tecnología no sea una preocupación para los profesionales de las tiendas y comercios, sino que la ocupación esté en manos de expertos del área de e-commerce. De esta forma, nos ayudará con el resto de tareas comerciales, facilitará la entrada de clientes, acelerará nuestros negocios y alcanzaremos los objetivos de negocio marcados.

 

Fuente: Retailactual.com/

Últimas noticias

Escribe aquí tu opinión