Marketing de influencer con presupuestos modestos

 en la sección Marketing Digital, Redes sociales

El influencer marketing es una de las técnicas más efectivas para promocionar a una empresa y sus productos. El objetivo que persigue es crear un vínculo entre la compañía comercial y una o varias personas que tengan visibilidad en Redes Sociales. Con tan solo una aparición del producto en alguno de sus canales de comunicación son capaces de alcanzar a una gran cantidad de público deseoso de adquirir aquello que lucen sus ídolos. Con una buena planificación de la estrategia, esto puede traducirse en un inminente aumento de las ventas

 

¿Y el presupuesto para Marketing de Influencer?

Los influencers pueden llevar tu producto hasta el infinito y más allá, pero ¿A qué precio? Si bien es cierto que los beneficios pueden ser notables, hay que tener en cuenta que la inversión también debe ser de dimensiones considerables ¿O quizás no?

Existen dos vías para desarrollar una campaña de marketing de influencer. La primera es la que utilizan las grandes empresas. Estas compañías suelen tener presupuestos bastante altos y, por tanto, pueden permitirse la élite de los líderes de opinión: los macroinfluencers. Son aquellas personas que cuentan con cientos de miles o incluso millones de seguidores en sus plataformas sociales. Las marcas luchan por hacerse un hueco entre sus publicaciones, ya que consiguen llegar a una sección enorme de público que de otra manera no podrían alcanzar.

La otra vía es la que utilizan empresas más pequeñas que no tienen capital suficiente como para invertir en una campaña de las dimensiones anteriores. Aquí entran en juego los microinfluencers, personas que cuentan con un promedio de diez mil seguidores y que realizan menos comunicaciones comerciales. Son influyentes, pero a menor escala. Destacan por su buena reputación, por tener una relación más personal con sus seguidores y por no centrar toda su atención en promocionar una infinidad de marcas.

 

Entonces ¿mi empresa se puede permitir un influencer?

Los microinfluencers tienen un engagement incluso mayor que las celebridades que cuentan con cientos de miles de seguidores, y con un presupuesto mucho menor. Por tanto, sí, sin duda puedes permitirte contratar a un influencer.

Este engagement se debe a que el trato con su público es más cercano. Las personas que siguen a un microinfluencer lo hacen porque les atrae su perfil y todo lo que representa. Esta confianza que se deposita en el influencer se traslada a los productos que presenta y se traduce en un aumento de las ventas de dicho producto.

Estos líderes de opinión obtienen menos interacciones que los que cuentan con millones de seguidores, pero su influencia es más palpable. Además, va directa al público que le interesa a la empresa.

Las personas, especialmente los jóvenes, desarrollan vínculos con aquellos que ven como a iguales. Los influencers, aunque estén detrás de una pantalla y acumulen miles de seguidores, son percibidos como iguales. Han conectado con su público de la manera más natural: mostrándose tal y como son ellos mismos. Es por esto que las personas confían en la opinión de estos prescriptores casi tanto como en la de sus propios familiares o amigos. Aunque pensándolo bien, ¿qué sería si no un influencer?

Recommended Posts

Escribe aquí tu opinión