Marketing jurídico: ¿cómo hacer más visible mi despacho en Internet?

 en la sección Comunicación on line, Marketing jurídico, Posicionamiento SEO, Redes sociales

A la hora de dar visibilidad a tu despacho de abogados en Internet, debes tener en cuenta que toda estrategia de crecimiento online parte de un plan de marketing. En él se detallan todos los objetivos que se van a llevar a cabo. Pero para hablar de visibilidad en Internet, es interesante que comencemos por definir el concepto:

Podemos definir la visibilidad en Internet como la posibilidad de que una persona con un problema que nuestro servicio satisface encuentre cualquier activo digital que tengamos en la Red y sepa de nuestra existencia.

Actualmente la visibilidad comienza a desbancar incluso al término ‘posicionamiento’, en su sentido amplio. La visibilidad deber ser el centro de nuestra estrategia de Marketing. Pueden trabajarse distintos canales que nos permitirán mejorar nuestra presencia en la Red. Aunque lo ideal es una combinación de al menos tres canales principales: posicionamiento SEO, SEM y optimización de redes sociales.

Independientemente de los canales por los que optemos, si tienes un despacho de abogados debes tener presente que el sector jurídico está inmerso en un proceso de transformación digital. Si quieres que tu firma continue creciendo, no puedes obviar la presencia digital. Pero veamos uno a uno cuáles son esos canales que puedes trabajar:

Tener una página web para tu despacho de abogados y blog activo

La base de una estrategia de Marketing jurídico es la página web. Es fundamental que la página web de un despacho de abogados muestre una imagen profesional y esté bien estructurada. Esto debería ser así por dos motivos. En primer lugar, hay que tener presente que una página web siempre habla de nosotros mismos. En este caso la web funcionará como un escaparate de la imagen de marca del despacho. La primera impresión debe ser buena para conseguir atraer la atención del cliente. Además, una web bien organizada siempre mejora la experiencia de usuario al posibilitar a éste encontrar toda la información que necesita en el menor número de clics. Esto mejora la satisfacción del cliente y refuerza la buena imagen sobre vosotros.

Igual de importante que el diseño de la web es tener un blog activo y con contenido relevante. Contar con un blog corporativo nos ayudará a desarrollar una buena estrategia de marketing para nuestro despacho de abogados. Cabe mencionar aquí uno de los principales errores a la hora de poner en marcha un blog en un despacho de abogados: hacer únicamente publicaciones sobre sentencias favorables o hablar de los éxitos profesionales. Esto, unido a la baja frecuencia de publicación, hace que el blog no resulte efectivo en su cometido. De esta manera, corremos el riesgo de caer en el autobombo. Hablar de nuestros éxitos es una buena práctica. Pero nunca debemos perder de vista la función de utilidad para el usuario que debe cubrir el blog.

En el blog se debe hablar, por lo tanto, sobre temas jurídicos preferiblemente en un tono divulgativo. Es muy recurrente publicar posts o infografías que aporten datos interesantes sobre diversos temas. Incluso vídeos ilustrativos que resuelvan dudas y ayuden al cliente. Este tipo de acciones hacen que el cliente tenga una visión más profesional de nuestro despacho, lo que refuerza la imagen de marca.

Posicionamiento en buscadores o SEO

Uno de los canales principales que debemos tener en cuenta a la hora de desarrollar una estrategia de marketing jurídico es el posicionamiento en buscadores o posicionamiento SEO. Ya hemos hablado antes del posicionamiento orgánico e incluso ofrecido algunos tips básicos de SEO.

Conviene recordar que actualmente en el SEO tiene mucho peso el marketing de contenidos. Generar y optimizar el contenido con criterios SEO es fundamental. De esta manera el contenido aparece en las primeras posiciones de los motores de búsqueda. Y es que hoy la tendencia de los usuarios con necesidades de asesoría legal es recurrir a Google como primera fuente de información respecto a su requerimiento.

Por esta razón la selección de contenido para nuestra web o blog no será arbitraria. Debe responder a un cuidadoso análisis de palabras clave previo siguiendo el plan de contenido establecido con antelación.

Uso de redes sociales para abogados

Es indudable el poder que tienen hoy los medios sociales para hacer visible a las marcas. Que un despacho de abogados esté presente en redes sociales es fundamental para reforzar su presencia online. Aunque se debe seleccionar con rigor en qué red social se pretenden realizar acciones de marketing. No todas son adecuadas para un profesional jurídico.

El uso de las redes sociales se focalizará sobre todo a realizar contenidos de calidad que acompañen la estrategia de marketing de contenidos llevada en el blog. O incluso hacer de altavoz para darle difusión a los contenidos del propio blog. De esta manera, el contenido puede llegar a un público mucho más amplio. Esto mejora la posibilidad de encontrar un cliente potencial que quiera contratar los servicios ofrecidos por el despacho. Cabe mencionar que también se les puede dar otros usos, tales como compartir noticias relacionadas con nuestras prácticas jurídicas.

En principio, son dos las redes sociales que se deberían usar para llegar a todos los públicos: LinkedIn y Facebook. Ambas con un público objetivo diferente. LinkedIn es una buena opción para hacer llegar tu contenido a un sector más profesional que requiera asesoramiento jurídico. Por lo que es un canal más específico dirigido a empresas. Por el contrario, Facebook puede ser una alternativa para llegar a un público más generalizado. Perfecto para despachos especializados en asuntos cotidianos.

Publicidad digital vs. medios tradicionales en Marketing jurídico

En el ámbito jurídico existen reticencias a la hora de hacer publicidad en la Red. Ya que puede parecer que el despacho no tiene suficientes clientes. Pero esto está muy lejos de la realidad. Publicitar un despacho de abogados puede ayudar a dar visibilidad al despacho. Sobre todo, si las campañas publicitaras son coherentes con una estrategia de marketing de contenidos.

Por lo general, la publicidad digital que se crea dentro del plan de marketing jurídico se basa en pago por clic, conocida como SEM, y que consiste en publicar anuncios en Google AdWords.

Otras opciones de publicidad online son las que ofrecen las propias redes sociales (Social Ads) Las redes sociales poseen una gran cantidad de información sobre los usuarios. Los anunciantes pueden utilizar esto para conocer y analizar dónde están los clientes potenciales. Normalmente, los anuncios en redes sociales se segmentan en base a información socioeconómica, demográfica o profesional. Lo que permite crear un determinado anuncio para un perfil concreto. Si conocemos a nuestro cliente ideal este tipo de publicidad puede ser realmente eficaz.

Dicho esto, no debemos caer en el error de pasar por alto la aún existente ‘brecha digital’. Y es que aún muchas personas no están en constante interacción con el mundo digital. La publicidad en medios tradicionales puede ayudarnos a llegar a este tipo de clientes. Por lo tanto, combinar la publicidad digital y la publicidad tradicional puede ser un buen aliciente para llegar al máximo número de clientes potenciales para el despacho de abogados.

En el sector jurídico, la decisión de contratar a un abogado está altamente relacionada con la credibilidad y reputación del letrado. Y poner en marcha un plan de marketing puede apoyar de forma muy importante su reconocimiento y notoriedad en la esfera digital, aumentando su credibilidad y por ende su reputación. Además, en el siguiente post te contamos cómo incluir el Inbound Marketing a tu estrategia de marketing jurídico.

Recommended Posts

Escribe aquí tu opinión