¿Qué hace un Trafficker Digital?

Ser Trafficker Digital es la profesión de moda. Cualquier negocio que quiera dar el salto hacia la digitalización necesita una figura de este tipo para lograr visibilidad ante sus clientes potenciales. Para ello, este profesional del Inbound Marketing aprovecha las oportunidades que brinda la red para llegar al segmento de público deseado.

¿Pero qué hace exactamente un Trafficker Digital? Lo vas a conocer ahora mismo.

¿Qué es un Trafficker Digital?

Es el encargado de gestionar la publicidad online de un negocio en general o un proyecto en particular. Es decir, crea campañas en la red en las que compra el tráfico para convertirlo en leads.

Su principal responsabilidad es la de planificar una propuesta de valor para la marca y darlo a conocer en la red, generando tráfico de pago. Este tráfico se moverá en tres vías distintas según el tipo de conversión:

  • Personas que no conocen el negocio.
  • Personas que sí lo conocen y han mantenido algún contacto breve.
  • Clientes que ya han comprado y depositado su confianza.

Asimismo, también debe tener en cuenta para elaborar una campaña la situación en la que se encuentra el posible cliente con respecto al problema que debe solucionar:

  • No sabe qué problema tiene ni cómo solucionarlo.
  • Es consciente de su problema pero no encuentra solución.
  • Conoce tanto el problema como la solución.

Tampoco puede dejar atrás los conocimientos en otros ámbitos del Marketing Digital, como el copywriting, los embudos de ventas y el email marketing.

¿Qué funciones desempeña?

Existe una línea de acciones imprescindibles para que un Trafficker Digital desempeñe con éxito su trabajo:

  • Planificación. Tras realizar una auditoría de las acciones propias y de la competencia como punto de partida, tendrá que definir el embudo de ventas y cómo se moverá la inversión según los leads que lleguen.
  • Creación de campañas. El punto álgido de las funciones del Trafficker Digital, donde deberá marcar los objetivos que desea cumplir y el público al que se dirigirá.
  • Medición. La capacidad de analizar el tráfico web determinará el tipo de campaña y qué es lo que realmente funciona, por lo que este profesional debe tener conocimientos sobre métricas y KPIS.
  • Optimización. Una vez que conoce los resultados iniciales, es el momento de realizar modificaciones según lo que indiquen las métricas. Esta fase consiste en realizar cambios de segmentación, presupuesto o ubicaciones según las necesidades detectadas.

¿Y las especialidades del Trafficker Digital?

Aunque en algunos casos se desenvuelve en un contexto general, los Traffickers también pueden desempeñar cargos específicos dentro de su función y el tipo de campaña que sea necesaria mover:

  • Publicidad para redes sociales. También conocida como social ads, se centra especialmente en campañas específicas de productos o servicios dirigidas a los usuarios de redes según sus intereses y búsquedas.
  • Google Ads. Una de las especialidades más habituales. En Google todos buscan sus necesidades y un anuncio le puede dar la solución.
  • Productos. Promocionar artículos o servicios específicos es una de las tareas más demandadas, ya que muchos negocios varían su oferta según la época del año.
  • Tiendas online. Un tipo de publicidad online más general, donde interesa generar tráfico en la ecommerce al completo.
  • Ubicaciones físicas. Quizás el usuario no busca comprar online, sino acudir a una tienda física directamente. La segmentación por área se convierte en fundamental en este caso.

Sin duda alguna, el puesto de Trafficker Digital ha llegado para quedarse en las agencias de Inbound Marketing y seguirá dando que hablar de manera positiva. Su aportación se ha convertido en un factor determinante para atraer clientes potenciales en los entornos digitales y seguro que seguirá evolucionando para garantizar resultados aún más increíbles en el futuro.

Artículos de interés