La reputación en redes sociales

 en la sección Redes sociales

Qué hacemos, qué sentimos, dónde estamos, con quién nos divertimos, qué nos gusta… Todos estos son algunos ejemplos de la información que publicamos en redes sociales. Y es que a veces, casi de manera inconsciente, tenemos la necesidad de mostrar lo que hacemos en cada momento al mundo, a nuestra pequeña -o quizás no tan pequeña- comunidad virtual. Así, poco a poco nos vamos creando una identidad digital.

 

¿Qué es la identidad digital?

Es un perfil de quiénes somos en la red según el contenido que publicamos y las percepciones que generamos en terceros. Una reputación digital basada en nuestros gustos y personalidad de cara a un público que, en ocasiones, ni siquiera conocemos.

Pero dejando a un lado la importancia de la privacidad y el peligro que supone la exposición personal en redes, es también importante la huella digital permanente. Un motivo más para adoptar una actitud prudente a la hora de publicar en la red.

Esta huella digital es rastreada en tiempo real por Google. Si introducimos en el buscador nuestro nombre y apellidos entrecomillados aparecerá todo un mapa que refleje nuestro yo virtual. Además, dado que refleja información personal, tiene cada vez tiene más peso en los procesos de selección para puestos de trabajo

 

Protección de identidad digital

Aquí se enumeran algunos consejos para optimizar de manera segura la gestión de nuestra identidad en redes sociales:

Pensar antes de compartir. Hay que tener en cuenta si nos resulta beneficioso aquello que vamos a publicar. Las repercusiones pueden ser positivas o negativas. Es fundamental no compartir contenido que nos haga vulnerable y cuidar el lenguaje con el que nos expresamos, especialmente si hablamos de terceros.

Privatización de cuenta. Los perfiles privados permiten que solo las personas aceptadas por el usuario puedan ver el contenido que publica. No obstante, la foto de perfil y el nombre son totalmente públicos.

Dónde y con quién compartir. Si contamos con varias redes sociales, es importante elegir qué tipo de contenido vamos a publicar en cada una. La información llegará a públicos distintos.

Monitorización de perfiles. Revisar Google de forma periódica para conocer qué información aparece sobre nosotros es una medida preventiva eficaz. Otra opción es crear una alerta con la búsqueda de nuestro nombre para recibir las notificaciones mediante email. Es importante revisar posts, imágenes, vídeos y todo tipo de contenido en el que aparezcamos. Podemos eliminarlos para que dejen de ser visibles o desetiquetarnos de aquellos que puedan generar percepciones negativas.

Instagram, Facebook, Twitter, Google+, Snapchat… Son solo algunas de las plataformas que utilizamos a diario. Es lo primero que vemos cuando despertamos y lo último que miramos antes de cerrar los ojos. No hay duda de que ya forman parte de nuestra vida. Precisamente por eso, es fundamental saberlas utilizar de manera responsable.

Recommended Posts

Escribe aquí tu opinión