Introducción al SEO: Mejora tu posicionamiento web

 en la sección Posicionamiento SEO

Hoy día la palabra SEO se ha convertido una de los términos más populares en la red. El SEO es el acrónimo de (Search Engine Optimization), o lo que en español es conocido como posicionamiento. No son más, ni menos, que el conjunto de técnicas que permiten mejorar la visibilidad de una web, haciendo que esta se coloque entre las primeras posiciones en los buscadores como Google, Bing o Yahoo. En esta introducción al SEO vamos a mostrarte una visión de conjunto para una mejora de tu posicionamiento web.

Todas las web quieren ser las primeras en determinados Tags (palabras clave), es decir, que cuando algún usuario quiera encontrar un producto, como por ejemplo una bicicleta de montaña, seguramente tecleará en alguno de los citados buscadores: Bicicleta de montaña, comprar bicicleta de montaña, o Mejor bicicleta de montaña.

Al hacerlo, los buscadores arrojarán unos resultados que darán relevancia a las páginas a las que le confieren autoridad. Este posicionamiento de penderá de diversos factores, unos técnicos y otros de contenido.

Así, realuzando estas búsquedas a modo de ejemplo observaremos que los resultados que indexan Google o Bing en estos criterios son sensiblemente diferentes.

¿Por qué es tan importante el posicionamiento para aparecer entre los primeros resultados de búsqueda?

Porque más del 90% de los usuarios no llegan a buscar en la segunda página. Por ello, las 10 primeras posiciones son la clave para obtener tráfico, siendo la primera la que recibe el 30% de los clics. Así, Estos primeros 10 resultados son los realmente interesantes desde in punto de vista comercial, ya que suelen derivar en una orden de compra o en la formación de la opinión de compra. Dominar esta ranking es clave para hacer rentable la presencia de una marca o empresa en internet.

Hay quienes piensan que con las últimas modificaciones llevadas a cabo por Google en su algoritmo, este campo está dejando de tener importancia. Sin embargo, y debido a que los contenidos son los que aportan el verdadero valor a una web, el SEO desde la perspectiva del marketing de contenidos se ha convertido en una herramienta fundamental para conseguir relevancia.

Además de esto, el SEO tiene otros enfoques. Desde el punto de vista de la optimización interna de la propia página (OnSite SEO), siendo fundamental hacer una buen SEO durante el desarrollo de la web. Y desde el punto de vista de la optimización externa (OffSite SEO), que abarca las generación en enlaces externos (link building) y del contenido del que hemos hablado.

Es muy difícil posicionarse de forma natural, y casi imposible hacerlo entre los primeros puestos en los Tags más disputados. Es más, algunas búsquedas son verdaderamente difíciles de posicionar y sólo se puede conseguir este objetivo haciendo un desembolso económico a través de enlaces patrocinados (Adwords). Sin embargo, no nos dejemos engañar, aun pagando estos enlaces existe un mercado de anunciantes que recurrirán a este recurso, que se gestiona a través de una puja (subasta) y que también es necesaria optimizar.

A corto plazo, Google Adwords si es una solución, pagas y apareces posicionado en las palabras que se incluyan en una campaña, pero a medio plazo la cosa cambia. Si bien es cierto que los usuarios que buscan productos hacen más clics porcentualmente en los enlaces patrocinados. Pero los que buscan información aún siguen prefiriendo los enlaces “naturales” que se posicionan orgánicamente en los buscadores.

Por todo esto, es importante tener en cuenta todos estos aspectos para poder llevar a cabo una estrategia de posicionamiento conjunta, en la que también se incluyan las Redes Sociales (RRSS). Aunque buscadores como Google han asegurado que los perfiles y páginas de Facebook o Twitter no posicionan una web, sí que generan tráfico y relevancia entre los posibles usuarios que lleguen a la misma.

La realidad de esta afirmación no están extrema, ya que sí vemos que al buscar el nombre de una marca conocida, los siguientes resultados que suelen acompañar son los de sus redes sociales. Si buscamos, por ejemplo, el periódico “El País”, encontraremos que entre las 5 primeras posiciones está la URL principal de la web, noticias de páginas interiores, Facebook y Twitter.

Además de la red que sí sabemos que posiciona, Google Plus. Por ejemplo, publicar una enlace en esta red acelera la indexación de un contenido y puede ayudar a mejorar su posicionamiento si consigue que se comparta y los usuarios pulsen “+1” (lo que viene a ser como un Me Gusta en Facebook). No obstante, Google Plus está en vías e extinción y queda por ver si todo esto sigue vigente en los próximos meses.

Como vemos, el posicionamiento depende de un gran número de factores que combinados ayudarán a una web a ganar relevancia. Y en definitiva ese es el objetivo de todas las empresas y marcas que hacen uso de internet con fines comerciales.

Últimas noticias

Escribe aquí tu opinión